Anti-aging (anti-envejecimiento ) e inmunidad

Sabía usted que el ANTI-AGING Y LA INMUNIDAD están conectados? Cómo mantenerse joven y nunca enfermarse:

Con el fin de parecer jóvenes el mayor tiempo posible, vivir una larga vida sin enfermedad, es necesario aprender cómo prevenir y cambiar por completo los efectos del envejecimiento y la enfermedad.

Tenemos totalmente claro que si nuestro sistema inmunológico está armado no se desarrollan el SIDA o el  cáncer, o cualquier otra enfermedad latente, que exista en cada organismo.

A medida que envejecemos, el funcionamiento de todos los órganos vitales comienza a declinar. Cualquier enfermedad, incluso el resfriado común acelera el envejecimiento, hace incluso parecer más enfermos, y causar otras enfermedades. Existe solo  una enfermedad – un mal funcionamiento de las células  o anormalidad común a todas las enfermedades crónicas, un proceso conocido como la inflamación. No importa lo que usted tiene como enfermedad, la mayoría de sus problemas es la inflamación. La inflamación es un proceso natural y saludable.

anti-aging

Cuando sea necesario, la inflamación es beneficiosa, pero es terriblemente perjudicial cuando es crónica. La inflamación crónica genera una constante afluencia de los radicales libres, desordenando la defensa antioxidante y dañan el ADN, provocando el envejecimiento y diversas enfermedades, incluyendo enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes, osteoporosis, artritis, alergias, enfermedad de Alzheimer, enfermedades auto inmunológicas  e infecciones. La estrecha relación entre la inflamación, la depresión y las enfermedades del corazón ha llevado a algunos investigadores a la teoría de que la inflamación podría ser un mediador entre estas dos condiciones: La depresión puede conducir a enfermedades cardíacas, y las enfermedades del corazón a menudo causan depresión.
Al aprender cómo prevenir y revertir los efectos de la inflamación, aprenden a mantenerse joven y a nunca enfermarse. Se encontró que el envejecimiento está asociado con el envejecimiento del sistema inmunológico, y está en parte relacionado con la pérdida de la función de los linfocitos T ( células T). El sistema inmunológico lucha contra los “invasores extranjeros” como las bacterias, virus, hongos y parásitos.   Por otra parte, la función de supervisión de la inmunidad a menudo impide la aparición de cáncer, especialmente en la vejez. Sin embargo, un  hiperactivo o desequilibrado  sistema inmunológico puede producir alergias o trastornos auto – inmunológicos.  Una buena construcción y equilibrio del sistema inmunológico es fundamental para la mejora de la salud.

ATP molécula que lleva la “energía de la vida”

Básicamente la energía la obtenemos del sol, pero las personas no son capaces de utilizarla para controlar directamente los procesos metabólicos. Por lo tanto, con el fin de convertir la energía solar en sustancias químicas (en forma de hidratos de carbono) existe la fotosíntesis. A través del metabolismo catabólico, los carbohidratos se convierten en ATP (trifosfato de adenosina),  portador de energía básica para todas las formas de vida. Se estima que el ATP proporciona al organismo un 95% de toda la energía celular. Ahora es obvio que el ATP debe ser sintetizado constante y eficazmente para darle al cuerpo la energía que necesita. Este disminuye la producción con la edad. Somos conscientes de que sin la energía vital las actividades básicas de  cada célula como: la reparación celular, la síntesis de proteínas, hormonas, enzimas, neurotransmisores es imposible, y así envejecemos.
Tal vez no sea sorprendente entonces que cuando ocurre una interrupción de la energía productora de sustancias (como el oxígeno o los nutrientes en sangre) en un ataque cardíaco o en un derrame cerebral,  la producción de ATP es afectada y como efecto cascada comienza el daño de la producción de radicales libres.
Recientes investigaciones indican que una falta de balance de ATP incrementa la muerte de las células neuronales.
En el mundo científico  es cada vez más aceptada la teoría de que el envejecimiento se inicia justo en  las células mitocondrias que componen la energía vital (ATP). No es de extrañar por qué el Cordyceps se hizo mundialmente famoso cuando en el año 1993 en los Juegos Nacionales de China obtuvo  nueve récords mundiales. Tiene, entre otras cosas,  una notable capacidad para aumentar la ATP (un 30%) y la utilización de oxígeno (un 40%).

Entradas recientes

2018-07-03T15:01:17+00:00
error: Content is protected !!